24h Asturias.

24h Asturias.

"Alimentos El Arco comienza a despedir empleados tras la aprobación del plan de reestructuración"

Alimentos El Arco ha iniciado este martes con una decisión controvertida, enviando las primeras cartas de despido a más de una veintena de trabajadores de la compañía, según han confirmado fuentes de la Plataforma de afectados por los impagos a Europa Press. En dichas cartas se notifica la finalización de los contratos a partir del 15 de mayo, es decir, este mismo miércoles, alegando "causas objetivas" como razones económicas y administrativas.

El Grupo El Arco también ha señalado que no podrá pagar las indemnizaciones correspondientes a los despidos, debido a las dificultades financieras y la falta de liquidez con la que la empresa cuenta en la actualidad.

Además, se informa a los trabajadores despedidos que tienen derecho a recibir la liquidación de los salarios pendientes hasta la fecha de cese, incluyendo los días de preaviso, pero será el Fogasa quien se hará cargo de esos pagos.

Alimentos El Arco argumenta que, como parte de la reestructuración de recursos humanos tras el acuerdo con el Grupo Cuevas, es necesario eliminar los puestos de trabajo excedentes. Esto se debe a la decisión de dejar de explotar determinadas líneas de actividad y a la reducción significativa de la plantilla a raíz del traspaso de parte de la misma a Cuevas.

Las cartas de despido llegan poco después de que El Arco y Cuevas recibieran la aprobación judicial para llevar a cabo el plan de reestructuración que busca resolver la situación preconcursal del grupo asturiano.

La jueza del Juzgado de lo Mercantil número uno de Oviedo emitió un auto el 6 de mayo aprobando el mencionado plan de reestructuración, permitiendo la venta de 29 tiendas a Cuevas. Asimismo, el acuerdo contempla una quita del 70% de la deuda de 31 millones de euros que la cadena de supermercados tiene con sus proveedores.

Según fuentes de la Plataforma de afectados por los impagos, estos despidos se perciben como una estrategia para llevarlos a cabo antes de que se concrete la compraventa por parte de Cuevas. Una vez realizada la compraventa, se supone que El Arco dejará de ser una empresa insolvente y se convertirá en una empresa solvente, lo que podría afectar el pago de las indemnizaciones.

Los afectados por los impagos expresan su malestar ante la situación, señalando que primero los perjudicados fueron los proveedores y ahora se espera que el Fogasa asuma la responsabilidad de los despidos. Además, la quita del 70% de la deuda de 31 millones también impactará duramente a estos trabajadores.

Entre los empleados que han sido despedidos se encuentran algunos con hasta 25 años de servicio en la compañía, ocupando cargos de responsabilidad y supervisión.