24h Asturias.

24h Asturias.

Amnistía Internacional exige al Principado un protocolo para regular el uso de armas táser por la policía local.

Amnistía Internacional exige al Principado un protocolo para regular el uso de armas táser por la policía local.

La sección de Amnistía Internacional en Asturias ha hecho un llamamiento al Principado para que establezca un protocolo claro sobre el uso de armas eléctricas por parte de los policías locales, específicamente las populares táser, y se encargue de proporcionar la formación adecuada a todos los agentes.

En este sentido, la organización ha manifestado su preocupación por la falta de transparencia en lo que respecta a la adquisición de armas eléctricas, recordando que es responsabilidad del Principado coordinar las acciones de los Policías Locales en la región.

Gonzalo Olmos, presidente de Amnistía en Asturias, ha enfatizado la importancia de utilizar estas armas como una alternativa a las armas de fuego, pero ha señalado que existe una tendencia preocupante hacia un uso abusivo de las mismas. A pesar de no tener conocimiento de casos específicos en la región, la organización ha advertido sobre los riesgos asociados a un uso indebido de las táser.

Estas declaraciones se dieron durante la presentación del informe 'La situación de los derechos humanos en el mundo', en la cual estuvieron presentes otras representantes de Amnistía Internacional Asturias.

Amnistía Internacional ha solicitado a los ayuntamientos que han adquirido armas eléctricas —Oviedo, Gijón, Avilés, Cangas de Onís y Castrillón— información detallada sobre los protocolos de uso. Sin embargo, solo Avilés ha compartido esta información, mientras que el ayuntamiento de Oviedo se ha negado a proporcionarla a pesar de las solicitudes del Consejo de Transparencia. Por otro lado, Castrillón ha señalado que el uso de las armas está regulado por una instrucción del Ministerio correspondiente.

En este contexto, la organización ha alertado sobre los peligros derivados de la falta de regulación y formación adecuada para el uso de las táser por parte de los agentes locales.

Por otro lado, Amnistía ha denunciado la disminución en la inversión en salud en Asturias desde 2009, con una reducción del 4%, situando a la región como una de las comunidades con menor porcentaje destinado a la atención primaria. Ana Herrero ha destacado que, a pesar de estar en el puesto 15 en gasto sanitario, la comunidad ocupa el puesto 12 en ratio de profesionales y el segundo en citas atendidas.

Finalmente, la organización ha expresado su preocupación sobre el elevado porcentaje de interrupciones voluntarias del embarazo realizadas en centros privados en Asturias, sin que existan datos oficiales sobre las causas detrás de estas decisiones. Además, han criticado el intento de derogación de la ley de memoria democrática de Asturias impulsado por Vox, que fue rechazado por un estrecho margen de votos.

Asimismo, la falta de regulación de los pisos turísticos en Oviedo también ha sido objeto de críticas por parte de Amnistía, que ha señalado que esta situación genera tensiones que afectan el derecho a la vivienda de los ciudadanos en la ciudad.