24h Asturias.

24h Asturias.

Asturias a la zaga de España en la tasa de fecundidad

Asturias a la zaga de España en la tasa de fecundidad

El Principado de Asturias se encuentra en una situación preocupante en cuanto a su índice de fecundidad, con menos de un hijo por mujer, concretamente un 0,97, siendo solo más baja la tasa de Canarias (0,87). Esto coloca a estas dos comunidades por debajo de la media nacional (1,16), según los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En Asturias, el año pasado se registraron un total de 4.744 nacimientos, lo que representa una disminución del 0,86% en comparación con el año anterior. Por otro lado, las defunciones aumentaron un 4,3%, llegando a las 13.936.

Es importante destacar que el Principado de Asturias registró la tasa bruta de mortalidad más alta de todas las comunidades autónomas, con 13,9 fallecimientos por cada 1.000 habitantes.

Además, el crecimiento vegetativo en Asturias el año pasado fue de -9.192 personas, lo que significa una disminución en la población. Además, Asturias fue la quinta comunidad con la menor esperanza de vida al nacer, con una media de 82,5 años.

En el ámbito nacional, el número de nacimientos en los primeros nueve meses del año ha disminuido en un 2,5% en comparación con el mismo periodo del año anterior, llegando a los 238.766.

Esto indica que la tendencia a la baja de los últimos años continúa, y es posible que en 2023 se registre un nuevo mínimo histórico. Según los datos del INE, en 2022 hubo 329.251 nacimientos en España, la cifra más baja desde que se comenzaron a recopilar estos datos en 1941.

En cuanto a los datos específicos de los nueve primeros meses de 2023, se registraron 238.766 nacimientos, lo que representa una disminución de 6.337 en comparación con el mismo periodo de 2022 y una disminución de 52.579 en comparación con los mismos meses de 2017. Este patrón a la baja se ha mantenido desde que se comenzaron a recopilar estos datos mensuales.

Además, los datos de septiembre de 2023 son los más bajos para este mes desde el inicio de la serie en 1941. En los últimos 23 meses, no se ha superado la cifra de 30.000 nacimientos en un solo mes, algo que se logró en octubre de 2021.

En cuanto a las defunciones, en 2022 fallecieron en España 464.417 personas, lo que representa un aumento del 3,0% en comparación con 2021. Como resultado, el crecimiento vegetativo de la población residente en España fue negativo en 133.250 personas en el año 2022, marcando seis años consecutivos con saldos negativos. Además, la diferencia entre nacimientos y defunciones del año pasado es la segunda más negativa desde que se tienen registros, solo superada por la de 2020.

El número de nacimientos ha disminuido constantemente en la última década, interrumpiendo la tendencia solo en 2014. Desde 2012, los nacimientos han caído un 27,6%.

Se ha observado una disminución del número de mujeres en edad fértil (25-40 años), que representan el 83,5% de los nacimientos, lo que sigue la tendencia a la baja iniciada en 2009. Esto se debe a que estas generaciones son menos numerosas, ya que nacieron en los años 80 y la primera mitad de los 90.

Al observar los datos de 2022, se destaca que de los 329.251 nacimientos registrados en España, 75.869 fueron de madres extranjeras, representando el 23,04% del total, en comparación con el 21,43% en 2021.

El indicador coyuntural de fecundidad se sitúa en 1,16 en 2022, lo que representa una disminución de dos centésimas en comparación con el año anterior. Por nacionalidad, el número medio de hijos por mujer se redujo ligeramente entre las madres españolas (hasta 1,12), mientras que se mantuvo en 1,35 entre las madres extranjeras.

Esto indica que el número medio de hijos por mujer en España ha disminuido en 0,02 puntos en 2022, alcanzando el mínimo desde 1999. Las regiones con los valores más altos de este indicador fueron Melilla (1,56) y Murcia (1,42), mientras que en Canarias y Asturias fue inferior a 1 hijo por mujer.

El retraso en la maternidad también es evidente en el retraso en la edad media de las madres. En 2022, la edad media se mantuvo en 32,6 años, lo que refleja la disminución del número de nacimientos y el aplazamiento de la maternidad en línea con las estimaciones mensuales.

Los datos también muestran un aumento en el número de nacimientos de madres de 40 años o más en los últimos 10 años, con un aumento relativo del 27,9%. En 2012, el 6,2% de los nacimientos fueron de madres de 40 años o más, mientras que en 2022 este porcentaje aumentó al 11,0%.

En cuanto a la esperanza de vida al nacer, aumentó 0,06 años en 2022, alcanzando los 83,08 años. Sin embargo, este aumento se debe principalmente a un aumento en la esperanza de vida de los hombres, ya que en las mujeres ha disminuido ligeramente. En el caso de los hombres, la esperanza de vida aumentó 0,17 años (hasta los 80,36), mientras que en las mujeres disminuyó 0,07 años (hasta los 85,74).

Según la estadística del INE, una persona que alcanzó los 65 años en 2022 esperaría vivir, en promedio, 19,06 años más si es hombre y 22,96 años más si es mujer.

En cuanto a las defunciones, en las primeras 44 semanas de 2023, fallecieron en España un total de 362.761 personas, lo que representa 25.400 personas menos que en el mismo periodo de 2022 y la cifra más baja en ese periodo desde 2019. Esto muestra una disminución en las defunciones en comparación con años anteriores.

En relación a los datos específicos de 2022,