24h Asturias.

24h Asturias.

Asturias lidera tristemente el ranking de pobreza o exclusión social en España desde 2015, según CCOO.

Asturias lidera tristemente el ranking de pobreza o exclusión social en España desde 2015, según CCOO.

OVIEDO, 16 Oct.

El secretario general de CCOO de Asturias, José Manuel Zapico, ha lamentado que Asturias sea la comunidad autónoma "con peor evolución de la tasa de pobreza o exclusión social desde 2015". Así lo recoge el 'Seguimiento de la pobreza en Asturias' que ha realizado el gabinete técnico del sindicato. En la lucha contra la pobreza, CCOO reclama avanzar en el empleo decente, blindar la inversión social y sacar a la gente del laberíntico burocrático para acceder a las ayudas básicas de subsistencia.

De acuerdo con la última 'Encuesta de Condiciones de Vida del INE', en 2022 el 25,3% de la población asturiana estaba en riesgo de pobreza o exclusión social. Aunque desciende por segundo año consecutivo, y se sitúa por debajo de la media española (26,0%), Asturias es la comunidad autónoma con peor evolución de este indicador desde 2015: la proporción de población en riesgo de pobreza o exclusión ha aumentado 2,8 puntos en nuestra región, frente a un descenso medio de 2,7.

La reducción de la tasa en el último año obedece a la mejoría de los tres factores que se toman en consideración: tener ingresos bajos, vivir en un hogar sin empleo o con baja intensidad en el empleo, o padecer carencia material y social severa.

La causa más frecuente de pobreza y exclusión social sigue siendo el hecho de tener unos ingresos bajos. En 2022 el 20,1% de la población asturiana y el 20,4% de la española se encontraban en riesgo de pobreza por esta situación. La proporción desciende por segundo año consecutivo en Asturias, pero se mantiene por encima de ejercicios anteriores, mientras que en España desciende a su nivel más bajo desde 2009.

De hecho, en Asturias la proporción de población en riesgo de pobreza por ingresos bajos ha aumentado 3,4 puntos desde 2015 y 6,9 desde 2008, siendo la nuestra la comunidad autónoma con peor evolución de este indicador.

Vivir en un hogar sin empleo o con baja intensidad en el empleo es la segunda causa más frecuente de pobreza y exclusión social: en 2022 el 12,7% de la población asturiana se encontraba en esta situación, una proporción que también desciende por segundo año consecutivo. Ésta es, además, la única causa de pobreza o exclusión en la que Asturias supera la media estatal (8,7%); de hecho, solo es mayor en Canarias.

Finalmente, en 2022 un 4,4% de la población asturiana padecía carencia material y social severa, un porcentaje que desciende y se mantiene por debajo de la media (7,7%).

Por otra parte, según los últimos datos del INE, en España (no se publican datos por comunidades autónomas), el 16,5% de las personas ocupadas estaban en riesgo de pobreza o exclusión social, así como el 55,7% de las personas en paro, el 17,4% de las jubiladas y el 37,6% de otras inactivas. Son datos de la Encuesta de Condiciones de Vida de 2022, con datos de ingresos obtenidos en 2021.

Tal como recoge el informe del gabinete técnico de CCOO sobre el seguimiento de la pobreza en Asturias, tras analizar los microdatos de la Encuesta de Población Activa, en el segundo trimestre del año había en Asturias 12.000 hogares sin ingresos de origen laboral (salario, pensión o prestación por desempleo), en los que residen 21.000 personas.

En este contexto, la protección social es imprescindible. Entre junio de 2020 y septiembre de 2023 el Ingreso Mínimo Vital, dirigido precisamente a prevenir el riesgo de pobreza y exclusión social, ha alcanzado a 18.350 hogares asturianos en los que viven 42.930 personas. En cuanto al Salario Social Básico, a finales de julio llegaba a 12.040 titulares, con una cifra de personas beneficiarias estimada en más de 20.000.

"Es una responsabilidad política, y de la sociedad en su conjunto, impedir que una sola persona quede desprotegida. Por eso estamos reclamando, aparte de la creación de más y mejor empleo para quien lo requiera, blindar la inversión social y acabar con el laberinto burocrático que provoca listas de espera y retrasos en la concesión de ayudas que son de máxima emergencia", explica José Manuel Zapico.