24h Asturias.

24h Asturias.

Descubrimiento revolucionario para combatir el envejecimiento celular de los músculos.

Descubrimiento revolucionario para combatir el envejecimiento celular de los músculos.

El equipo de científicos de la Universidad de Oviedo ha revelado recientemente el motivo detrás de la pérdida de capacidad de regeneración de las células madre musculares a medida que envejecemos. Este descubrimiento podría tener un impacto significativo en el tratamiento de la pérdida de masa muscular relacionada con la edad.

El estudio, publicado en la prestigiosa revista 'Cell Death and Disease', fue liderado por el grupo de investigadores cROS de la Universidad de Oviedo, que forma parte del grupo OSKAR del Instituto de Investigación del Principado de Asturias (ISPA).

Según los investigadores, el buen estado de salud del organismo depende de las células madre, encargadas de la renovación celular y la sustitución de células dañadas por otras nuevas y funcionales. Sin embargo, con el tiempo, estas células madre experimentan una disminución en su capacidad de diferenciación y regeneración.

A medida que envejecemos, las células madre musculares entran en un estado de senescencia prematura e irreversible, lo que dificulta la reparación del tejido muscular y conduce a una pérdida significativa de masa y fuerza muscular. Este descubrimiento ayudará a comprender mejor este proceso y sus implicaciones en la salud de las personas mayores.

El estudio realizado por Yaiza Potes y dirigido por Ana Coto Montes e Ignacio Vega Naredo, reveló que las células madre musculares envejecidas presentan deficiencias en la vía de señalización p66Shc y en la capacidad autofágica, lo que impide su activación y diferenciación adecuadas.

La alteración en la vía p66Shc afecta el funcionamiento de las mitocondrias, generando un ambiente oxidativo perjudicial que daña las células madre musculares. Por otro lado, la disfunción en la autofagia impide el reciclado de desechos celulares, lo que resulta en una reducción en la capacidad de regeneración de los tejidos musculares.

Estos hallazgos podrían tener importantes implicaciones en el campo de la medicina regenerativa y antienvejecimiento. La regulación de la autofagia y de p66Shc podría ser clave en el desarrollo de nuevas terapias para mantener la funcionalidad de las células madre musculares a lo largo de la vida.