24h Asturias.

24h Asturias.

El asturiano se incorporará a la educación infantil bajo la condición de contar con presupuestos adecuados.

El asturiano se incorporará a la educación infantil bajo la condición de contar con presupuestos adecuados.

El Gobierno del Principado de Asturias ha anunciado una importante novedad en el ámbito educativo. A partir del curso 2025-2026, se introducirá por primera vez la enseñanza de lengua asturiana y gallego-asturiano para los niños y niñas de tres a seis años, en el segundo ciclo de Educación Infantil. Esta medida, que implica la creación de unas cien nuevas plazas docentes, está condicionada a la aprobación del presupuesto autonómico para 2025.

La enseñanza de estas lenguas será obligatoria para los centros, pero voluntaria para las familias. Se enmarcará en el área de aprendizaje 'Comunicación y representación de la realidad', una de las áreas formativas de esta etapa.

El Gobierno ha aprobado un cambio normativo para modificar el Decreto 56/2022, que regula la ordenación y establece el currículo de Infantil. Esta revisión es crucial para la introducción del asturiano en esta etapa educativa.

La inclusión de las lenguas propias no modificará los contenidos, garantizando que todos los alumnos reciban la misma formación y adquieran las mismas competencias. Los estudiantes que lo deseen podrán trabajar una parte de los contenidos en asturiano y gallego-asturiano, mientras que el resto lo harán en castellano.

Esta nueva oferta se implementará simultáneamente en los tres cursos del segundo ciclo de Infantil, con un mínimo de tres y un máximo de cuatro horas semanales. Las sesiones serán preferiblemente de 30 o 45 minutos de duración. Además, los centros deberán ofrecer al menos una clase a la semana en el primer curso para los niños de tres años.

La inversión anual prevista superará los cinco millones de euros, ya que implica la creación de unas cien nuevas plazas docentes a jornada completa. Esta estimación se ha calculado en función de las plazas de asturiano existentes actualmente, las cuales se verán incrementadas tanto en jornada completa como en la creación de nuevas plazas adicionales.

Esta medida reportará beneficios para los centros educativos, ya que la mayoría contará con más docentes a jornada completa. Esto permitirá destinar más tiempo a tutorías, labores de gestión o la elaboración de proyectos relacionados con el asturiano, lo que redundará en la mejora de la calidad educativa, según aseguran desde el Ejecutivo.