El ISPA se une a un estudio innovador de terapia celular para tratar sarcomas avanzados en niños

El ISPA se une a un estudio innovador de terapia celular para tratar sarcomas avanzados en niños

OVIEDO, 18 Ene. - El grupo de Inmunología Traslacional del Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA), junto a profesionales del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) participarán a partir de febrero en un ensayo de terapia celular para tratar sarcomas avanzados en pacientes pediátricos.

Los trabajos previos a este ensayo comenzaron hace más de seis años con profesionales del Hospital Universitario La Paz, el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), el Instituto de Salud Carlos III y la Fundación CRIS contra el cáncer. El coordinador es Antonio Pérez-Martínez, jefe del Servicio de Hemato-Oncología Pediátrica de La Paz, centro donde se realizarán los tratamientos.

Según ha explicado el Gobierno asturiano en nota de prensa, esta iniciativa es "pionera" a nivel mundial y persigue tratar a niños, adolescentes y adultos jóvenes con sarcoma avanzado, un tipo de tumor muy agresivo y con gran tendencia a producir metástasis a distancia. Previamente se ha probado la terapia en ratones con resultados positivos.

En este ensayo se aplicará la terapia celular 'CAR-T', que emplea linfocitos T modificados para reconocer y atacar las células tumorales. Una particularidad de este ensayo es que se empleará un CAR-T alogénico -con células que no son del propio paciente-, procedente de un donante que sea parcialmente compatible -haploidéntico-. En este caso, serán familiares de los pacientes aunque generalmente en las terapias de células CAR-T, las células T son obtenidas de la sangre del paciente. Estas se alteran en el laboratorio al añadirles un gen con un receptor -llamado receptor quimérico de antígenos o CAR- el cual ayuda a las células T a adherirse a un antígeno en específico de las células cancerosas, que son sus dianas. Las células CAR-T son aplicadas de nuevo al paciente.

El grupo de Inmunología Traslacional del Ispa que coordinan Carlos López y Beatriz Suárez se encargará de verificar si las dianas del tratamiento CAR-T aparecen en el osteosarcoma de los pacientes o si las células cancerosas han adquirido "mecanismos de escape" que esquivan la acción del tratamiento --en este ensayo el receptor se llama CAR-T NKG2D--.

Carlos López Larrea, catedrático de Inmunología y anterior jefe de este servicio del HUCA, destaca que el receptor del CAR-T es capaz de reconocer al menos seis dianas distintas, relacionadas unas con otras. "Estas dianas o moléculas de estrés que se expresan en los tumores desarrollan mecanismos de escape para no ser reconocidas por el sistema inmune. Para evitar esta situación, la fórmula que se empleará en el ensayo será promover que estas dianas permanezcan en el tumor y sean visibles para la terapia CAR-T", ha precisado.

En el equipo del HUCA participan también Beatriz Suárez Álvarez, investigadora del Ispa y responsable de producción de la Unidad de inmunoterapia y Pilar Palomo, hematóloga, como enlace clínico.

Beatriz Suárez ha explicado que existen varias alternativas para favorecer la expresión de las dianas a las que va dirigida la terapia CAR-T. "Hay tratamientos farmacológicos que ya están funcionando en otros tipos de tumores y síndromes. A medida que se encuentren dificultades, se hallarán alternativas para seguir aplicando y mejorando esta terapia. Por eso son tan importantes los resultados derivados de este primer ensayo y conocer hasta dónde tenemos que llegar con estas alternativas", ha dicho.

El objetivo último del proyecto es "demostrar que es seguro, calcular las dosis adecuadas y responder a preguntas de investigación que permitan diseñar un ensayo clínico que avale la eficacia de este receptor".

Para poner en marcha esta prueba se han establecido dos vías de investigación con nueve pacientes cada una. A los nueve primeros se les administrará tratamiento sistémico -el tipo de tratamientos que afecta a todo el cuerpo, como la quimioterapia- y el otro, tratamiento sistémico e intratumoral con las células que portan los receptores.

El objetivo es comprobar el perfil de seguridad y averiguar el perfil de seguridad del CAR-T, si es capaz de llegar al tumor e infiltrarlo, si puede persistir en el microambiente tumoral y, finalmente, si es eficaz.

Categoría

Asturias