24h Asturias.

24h Asturias.

El PP critica la falta de enfoque de Salud en la fusión de áreas mientras descuida la contratación de personal y la reducción de listas de espera.

El PP critica la falta de enfoque de Salud en la fusión de áreas mientras descuida la contratación de personal y la reducción de listas de espera.

OVIEDO, 22 Ene.

Las diputadas del PP en la Junta General del Principado Pilar Fernández Pardo y Beatriz Polledo han expresado su preocupación por el borrador presentado por la Consejería de Salud, el cual prioriza la fusión de áreas sanitarias en lugar de abordar el refuerzo del personal y la reducción de las listas de espera.

En una rueda de prensa en el parlamento, las diputadas del PP han manifestado que están dispuestas a negociar con el fin de mejorar la calidad del sistema de salud. Sin embargo, consideran que no es necesario reducir de ocho a tres áreas para lograr dicho objetivo.

De hecho, Fernández Pardo ha advertido sobre el riesgo de que los hospitales comarcales se conviertan en centros de atención primaria y que los hospitales de Oviedo, Gijón y Avilés se colapsen. Según el PP, el documento del Gobierno de Adrián Barbón no ha sido consensuado ni negociado con nadie, por lo que hacen un llamamiento a los usuarios, profesionales y ayuntamientos para que expresen su opinión sobre esta propuesta.

El PP considera que las medidas propuestas no son las adecuadas. Están de acuerdo en la necesidad de reformar la normativa de 1984, establecer una central de compras farmacéutica, fortalecer el trabajo en red y recuperar las direcciones y gerencias de Atención Primaria. Sin embargo, no creen que sea necesario modificar el mapa de áreas para lograrlo.

Además, sostienen que el estudio sobre el transporte por carretera sugiere la posibilidad de trasladar pacientes de las áreas periféricas a la zona central y que la creación de tres áreas más amplias implicaría una organización de personal más barata y desplazada.

A pesar de todo, el PP asegura que no colaborarán ni permitirán el desmantelamiento del sistema de salud ni el cierre de hospitales establecidos. Sin embargo, están abiertos a negociar mejoras para la sanidad pública asturiana.