24h Asturias.

24h Asturias.

El PP presiona a Salud para ampliar la cartera de farmacia e incluir tratamiento para la hemofilia, a igual medida que otras regiones autónomas.

El PP presiona a Salud para ampliar la cartera de farmacia e incluir tratamiento para la hemofilia, a igual medida que otras regiones autónomas.

La diputada del Partido Popular en la Junta General, Pilar Fernández Pardo, ha exigido a la Consejería de Salud que incluya en la cartera de farmacia el tratamiento para la hemofilia conocido como 'Hemlibra'. Según Fernández Pardo, la mayoría de las comunidades autónomas ya lo han incluido para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

En una rueda de prensa junto al presidente de la Asociación de Hemofilia de Asturias, José Manuel Quiñones, la diputada del PP ha asegurado que este tratamiento está respaldado por el Ministerio de Sanidad y ha sido aprobado por el Sistema Nacional de Salud para su financiación.

La diputada ha explicado que este fármaco permite un tratamiento mucho más sencillo, ya que consiste en una "simple inyección una vez al mes", en comparación con el tratamiento habitual que requiere dosificaciones intravenosas entre 8 y 12 veces al mes. Fernández Pardo ha lamentado que el Principado esté utilizando un criterio "económico" cuando la mayoría de las comunidades ya lo financian.

"Hemos estado insistiendo durante meses a la Consejería para que lo incluyan en el catálogo de prestaciones", ha afirmado la diputada del PP. Ha recordado que en Asturias hay alrededor de 52 pacientes, más de 40 de los cuales también tienen Hepatitis A, pero solo podrían recibir este tratamiento una media docena de ellos.

La diputada del PP ha resaltado que si Asturias cuenta con un presupuesto "histórico", no es aceptable que estos pacientes no puedan mejorar su calidad de vida.

Por su parte, José Manuel Quiñones ha lamentado que actualmente, al no estar incluido en la cartera de farmacia, cada caso de prescripción de este fármaco tenga que pasar por una comisión de uso racional de medicamentos, lo que ha llevado a que haya muchas negaciones.

"Solo se han aceptado dos casos", ha declarado Quiñones, destacando que, aunque han recibido "buenas palabras" por parte del Gobierno, la negativa persiste. Además, ha comentado que se sienten desprotegidos en comparación con otras comunidades autónomas y ha reclamado que este tratamiento esté disponible en la cartera de farmacia y pueda ser prescrito por profesionales siguiendo criterios clínicos adecuados.