24h Asturias.

24h Asturias.

El PP se opone a reformar el Fontán pese al consenso de la oposición y los comerciantes

El PP se opone a reformar el Fontán pese al consenso de la oposición y los comerciantes

El Gobierno deja para el futuro "la posibilidad de abordar más adelante, veremos en qué términos" las obras

Los comerciantes se muestran "decepcionados" con el PP

OVIEDO, 2 Jul.

El Partido Popular en el Ayuntamiento de Oviedo ha rechazado la iniciativa del PSOE apoyada por Vox e IU para iniciar las obras de modernización del Mercado de El Fontán, previo acuerdo con los comerciantes y garantizando la continuidad de sus actividades.

El Grupo Municipal Socialista solicitó un pleno monográfico sobre la reforma del Fontán, después de que los comerciantes rechazaran por 19 votos frente a 11 la propuesta municipal que contemplaba, además de las actuaciones de renovación y digitalización del Mercado, la habilitación de una zona en el piso superior para acoger restaurantes. A este pleno han asistido varios comerciantes del Mercado que, aunque los grupos de la oposición pidieron que se les permitiese intervenir en la sesión extraordinaria, no pudieron hacerlo.

El proyecto de reforma que no se ejecutará contaba con una subvención de 2,38 millones de euros procedentes de los fondos Next Generation UE y la condición para no perder la subvención era que el 60% de la obra tenía que estar ejecutada en diciembre de este año. El Ayuntamiento aportaba fondos propios hasta un total de 4,3 millones.

El portavoz de PSOE, Carlos Fernández Llaneza, ha defendido la necesidad de acometer esta obra en un mercado que hace 30 años que no se reforma. Considera el edil socialista que todavía se pueden aprovechar parte de los fondos europeos destinados a la rehabilitación y ha instado al Equipo de Gobierno a dialogar con los comerciantes para buscar una solución.

El Fontán, ha defendido Llaneza, "no solo es un mercado vivo" y un "centro de negocio" sino que es "patrimonio de Oviedo". "Si perdemos el Fontán, perdemos todos", ha aseverado, asegurando que "Oviedo no necesita que el Ayuntamiento se dedique solo a impulsar restaurantes". "El Fontán funciona, tiene planificación", ha insistido.

La iniciativa del PSOE para retomar el diálogo en torno a la reforma del mercado contó con el respaldo unánime del resto de la oposición, que ha coincidido en que no se trata de una cuestión ideológica sino en fomentar el consenso con los comerciantes para llevar a cabo actuaciones necesarias para el futuro del Mercado.

Así, la portavoz de Vox, Sonsoles Peralta ha asegurado que la controversia generada en torno a un asunto en el que aparentemente todos los grupos estaban de acuerdo, "ha dejado al descubierto que los objetivos del gobierno no coinciden con los intereses de los ciudadanos".

El Ejecutivo local, ha dicho, está "alienado con su obsesivo afán de llenar la ciudad de mesas y de sillas" dejando a un lado las necesidades de los comerciantes del Fontán, que son la parte afectada en este asunto. Con ello se ha logrado transformar "una oportunidad en una amenaza", ha aseverado.

El portavoz de IU-Convocatoria por Oviedo, Gaspar Llamazares, ha detallado que los problemas están en el intento de transformación de los usos del Mercado hacia el uso hostelero y el "vértigo" entre los comerciantes respecto a la interrupción de su actividad y su traslado fuera del mercado durante las obras. Llamazares ha emplazado al Gobierno a que este "tropiezo" sirva para "escuchar" y cambiar la propuesta.

A su juicio, es necesario buscar una salida "pragmática" a la situación del Fontán que permita su modernización, pero también es necesaria una reflexión "de fondo" sobre el modelo de ciudad frente al riesgo de convertir el casco histórico "en un escaparate".

Desde el Ejecutivo local, el edil de Urbanismo, Ignacio Cuesta, ha dicho que, una vez que los comerciantes han descartado el proyecto inicial el Ayuntamiento tendrá que devolver la subvención y "deja para el futuro la posibilidad de abordar más adelante, veremos en qué términos" las obras.

Así, Cuesta ha asegurado que tiene "dudas" de que todos los comerciantes estuvieran a favor de la transformación del mercado. Considera que sí podrían estar de acuerdo en las actuaciones de digitalización, pero cuestiona que lo estén en materia de modernización y cambio de estética. También ha reconocido las "inquietudes" de los comerciantes sobre el tiempo que tendrían que estar fuera del mercado durante las obras.

Tras escuchar a Cuesta, el portavoz socialista ha lamentado que el Equipo de Gobierno local tiene "un problema" de falta de diálogo con la oposición y con la ciudadanía. "Hablamos no de una mera obra, sino del pan de mucha gente que vive de estos negocios", ha aseverado.

"Creemos que la gestión de los recursos de todos los ovetenses merece mayor respeto que un 'que se fastidien los comerciantes que no hacemos la obra, devolvemos las ayudas y encima nos ahorramos 2 o 3 millones para gastar en otras cosas'", ha reprochado Llaneza, recordando las declaraciones del alcalde Alfredo Canteli cuando los comerciantes rechazaron el proyecto que "les trató de imponer".

Al finalizar el pleno, los comerciantes que habían asistido abandonaron el edificio consistorial "decepcionados" con el Equipo de Gobierno por no haber tenido la oportunidad de expresar su posición.

Así, uno de los comerciantes, Manuel Rodríguez, ha lamentado la postura del PP y ha alabado la postura del resto de grupos. "Estuvieron impecables, actuaron y hablaron correctamente", ha asegurado, mostrando su sorpresa porque no les hayan dejado hablar. Rodríguez ha lamentado que el PP haya rechazado un proyecto que "es de ciudad" y en el que el resto de grupos estaban de acuerdo.