24h Asturias.

24h Asturias.

El presidente Barbón llama a las demás CCAA a dejar de lado la política partidista a raíz de la petición de la Conferencia de Presidentes.

El presidente Barbón llama a las demás CCAA a dejar de lado la política partidista a raíz de la petición de la Conferencia de Presidentes.

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, ha hecho una llamada este viernes a los demás presidentes autonómicos para que dejen a un lado su afiliación partidista frente a las múltiples demandas de reunión de la Conferencia de Presidentes.

Barbón considera que los espacios multilaterales son beneficiosos si se utilizan adecuadamente, pero teme que esta solicitud por parte de diferentes comunidades gobernadas por el Partido Popular (PP) o por el PP y Vox, pretenda convertir este órgano de cooperación política entre el Estado y las Comunidades Autónomas en un foro contaminado por la política partidista.

El presidente asturiano insiste en que la clave debería ser el interés nacional, independientemente de la ideología política de los gobiernos, tanto ahora que la mayoría de las comunidades están gobernadas por el PP o por el PP con Vox, como cuando las mayorías eran los gobiernos socialistas.

Señala que se está observando este enfoque partidista en otros órganos multilaterales, como los consejos interterritoriales, y lamenta que haya comunidades que bloqueen acuerdos e incluso voten en contra de sus propios intereses.

Adrián Barbón aboga por una "política útil" y el destierro del partidismo para que los órganos multilaterales se utilicen para avanzar en beneficio del interés general.

Considera comprensible la frustración de algunos tras las elecciones generales, pero reclama una disminución de la tensión y dejar de ser tóxicos para ser útiles a la ciudadanía.

En la misma línea, Barbón ha expresado su sorpresa con respecto al voto en contra de la subida de las pensiones, la gratuidad del transporte público y la reducción del IVA de los alimentos. Aunque reconoce que no conoce en detalle los acuerdos entre el Gobierno central y Junts, considera que lo importante era el contenido de los decretos a validar, por lo que no comprende que alguien vote en contra.