El Principado desembolsa 700.000 euros para reparar los daños provocados por el lobo

El Principado desembolsa 700.000 euros para reparar los daños provocados por el lobo

El consejero de Medio Rural y Política Agraria del Gobierno asturiano, Marcelino Marcos Líndez, ha afirmado que la especie del lobo no está en peligro de extinción, desmintiendo así las afirmaciones de algunos grupos ecologistas. Estas declaraciones se han producido en el marco de la reunión del Comité Consultivo del Plan de Gestión del Lobo, donde se han presentado datos sobre la tramitación y el pago de indemnizaciones por daños causados por el lobo en Asturias.

Desde el mes de agosto, el Gobierno de Asturias ha tramitado 573 expedientes y ha abonado 266.382 euros en indemnizaciones por daños causados por el lobo. Además, se espera que en los próximos días se realice otro pago de 173.036 euros. En total, a lo largo de este año se han pagado 656.909 euros en indemnizaciones por daños de lobo.

Marcelino Marcos Líndez ha señalado que una de sus prioridades al asumir el cargo ha sido agilizar al máximo el proceso de indemnización por daños del lobo. También se ha comprometido a equiparar la cuantía de las indemnizaciones por daños de oso y lobo, ya que actualmente existe una diferencia de hasta un 20% menos en los pagos por daños de lobo.

En el año 2022, la Consejería de Medio Rural y Política Agraria ha indemnizado con casi un millón de euros los daños causados por el lobo en las ganaderías asturianas. Los ataques de lobos han provocado la muerte de 3.115 animales, cifra que representa un aumento de 394 respecto al año anterior. Las especies más afectadas han sido el ganado equino, bovino, ovino y caprino, así como 4 perros.

El consejero Marcos Líndez ha reiterado su rechazo a la "sobreprotección" del lobo ibérico y su inclusión en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre). Según él, no existe un riesgo real de extinción para esta especie y considera necesario flexibilizar la política de protección para evitar perjuicios a la ganadería y las zonas rurales.

Por otro lado, se ha informado que en Asturias habitan 40 manadas de lobos, 35 de las cuales son grupos reproductores, según datos que han sido enviados a la Comisión Europea y al Gobierno de España. Estos datos respaldan la afirmación de que la especie no está en riesgo de desaparecer.

En la actualidad, se encuentra en vigor el programa anual de actuaciones de control 2022-2023, que incluye medidas preventivas, censos, radiomarcajes e indemnizaciones por daños. Sin embargo, desde la inclusión del lobo en el Lespre, no se permite abatir ejemplares de forma individual debido a la consideración de la especie en un estado de conservación desfavorable.

Ante el aumento de la población de lobos en Asturias en los últimos años, Marcelino Marcos Líndez espera que en 2024 el Gobierno de España reconsidere la situación de esta especie y permita nuevamente las extracciones. Para ello, se está trabajando en el programa de actuaciones de control para el próximo año.

Finalmente, el consejero ha manifestado su desacuerdo con la inclusión del lobo ibérico en el Lespre, considerando que esta decisión se realizó en base a datos de 2014 y resulta anómala en la situación actual.

Categoría

Asturias