24h Asturias.

24h Asturias.

Entrevistan a víctima del video sexual de San Timoteo: "Lo peor que me ha sucedido, me marcará para siempre"

Entrevistan a víctima del video sexual de San Timoteo:

El hombre con el salia en el video no se ha presentado en el juicio y la jueza advierte de cuantiosas multas si no lo hace en este mes

OVIEDO, 6 Jun.

La valiente mujer que fue víctima del horrendo video sexual grabado sin su consentimiento en las fiestas de San Timoteo, en Luarca, en 2010, ha prestado declaración este jueves ante la jueza de lo Penal número dos de Avilés. La afectada ha descrito el suceso como "la peor experiencia de su vida", un evento traumático que sabe que la perseguirá siempre y con el que ha tenido que lidiar diariamente.

Además, ha expresado que ninguno de los 30 acusados presentes en el banquillo por difundir el video le ha solicitado perdón. "Han pasado nueve años y medio y nadie se ha molestado en ofrecerme ninguna disculpa, ni un mínimo arrepentimiento, ni un perdón", lamentó.

La víctima, visiblemente afectada durante su testimonio, reveló que se enteró de la existencia del video en 2015, un día antes de presentar la denuncia en la Guardia Civil. Su principal objetivo fue que el video fuese eliminado de las páginas web donde estaba publicado, sin embargo, a día de hoy desconoce su paradero.

Ha asegurado que desconoce la identidad de la persona que grabó el video, aunque no puede hablar por la otra persona presente en la grabación, que tuvo lugar en una zona apartada de la fiesta.

"Es sin duda lo peor que he vivido, un hecho traumático que me acompañará eternamente, estará siempre presente, no desaparecerá nunca. He aprendido a convivir con ello, pero lo que viví fue un acoso constante", declaró la víctima.

Como consecuencia de lo sucedido, la mujer recibió tratamiento psicológico y solo salía de casa para acudir a la Guardia Civil, siempre acompañada. "La vida no tenía sentido para mí y lo expresaba claramente, por lo que cuando mis padres se iban a trabajar, un familiar venía a acompañarme por temor a mi vida", confesó.

La afectada recordó cómo salir a la calle significaba recibir "comentarios constantes, risas y murmullos", además de ser fotografiada tanto ella como su familia. "He aprendido a vivir con ello, pero sigue presente", lamentó.

Estos sentimientos de la víctima fueron corroborados por una amiga y su hermana, quien cree que la persona que grabó y difundió el video conocía a su hermana.

La víctima recuerda que varias personas le mencionaron la existencia del video, aunque ella nunca llegó a verlo. "Era algo generalizado. Me dijeron que incluso lo estaban mostrando en bares", explicó.

Una amiga aseguró que la víctima "estaba muy mal, decía que no quería vivir, que quería cortarse las venas, que quería morir". Otra amiga señaló que "todo esto la consumió, era una persona muy alegre con muchos planes y esto detuvo por completo su vida".

En la audiencia de este jueves estaba citado a declarar el hombre que aparece en el video, sin embargo, no se presentó, a pesar de ejercer también la acusación particular.

La jueza ha advertido que el hombre, actualmente viviendo en Alemania, deberá comparecer antes de que finalice este mes o enfrentará "una multa importante". "No le quedará otra opción que venir", afirmó la jueza.

El abogado de la defensa de una de las acusadas, Javier Díaz Dapena, mostró su descontento con la situación. "El hombre no acude a declarar pero tampoco retira la acusación. Me parece incluso machista lo que está ocurriendo, hay una persona que ha estado 15 años dando la cara y otra que nunca ha aparecido, pero no renuncia a la acusación ni a la posible indemnización", lamentó.

La mayoría de los 30 acusados por un delito contra la intimidad al difundir presuntamente el video reconocen la veracidad de los hechos y buscan llegar a un acuerdo con la Fiscalía para reducir su condena, inicialmente fijada en dos años y medio de prisión por el Fiscal.