24h Asturias.

24h Asturias.

Javier Barbón establece que ser constitucionalista no se basa en palabras, sino en acciones efectivas

Javier Barbón establece que ser constitucionalista no se basa en palabras, sino en acciones efectivas

El presidente del Principado, el socialista Adrián Barbón, ha reivindicado nuevamente la Constitución Española como una "gran obra del diálogo y búsqueda de consenso que significó la Transición". Barbón enfatiza que ser constitucionalista no consiste en simplemente decirlo, gritarlo o manifestarlo, sino en cumplir con ella de manera efectiva.

En este Día de la Constitución, Barbón hizo estas declaraciones en su cuenta personal en la red social X, recordando que es el primer Presidente del Principado de Asturias nacido después de que la Constitución entrara en vigor.

El presidente asturiano afirma que respeta y acata la Norma, pero también la defiende, recordando que la Constitución no obliga a defenderla, solo a acatarla.

Barbón defiende la Constitución desde la convicción de todo lo que ha significado para España: un período de paz, democracia, progreso y avances sociales. También la defiende por lo que ha representado para Asturias: tener una identidad jurídico-política propia, autonomía en la gestión de competencias y la capacidad de defender las posturas de la comunidad como una entidad histórica. Además, la defiende contra aquellos que intentan destruirla al ignorarla o atacarla.

En su cuenta, Barbón señala que hay partidos de todo tipo que se oponen a la Constitución, incluso algunos que se autoproclaman constitucionalistas y luego incumplen su mandato, como al negarse a renovar el Consejo General del Poder Judicial a pesar de que su mandato haya caducado hace 5 años.

Barbón también hace referencia a aquellos que se proclaman constitucionalistas y al mismo tiempo se manifiestan en Ferraz bajo el lema "la Constitución destruye la nación". Argumenta que estos grupos se oponen al Título VIII de la Constitución, que es la base para la existencia de Asturias como entidad política autónoma. Él defiende la Constitución contra todos aquellos que quieren acabar con ella, sin importar su afiliación política. Y ¿cómo la defiende? A través de la explicación, respeto y pedagogía acerca de lo que significa para nuestras vidas, haciendo que se cumpla en Asturias y reivindicando su cumplimiento. Además, hace frente a aquellos que, desde dentro del sistema político, buscan destruirla.

El presidente asturiano considera que, como toda obra colectiva producto del diálogo, algunos artículos de la Constitución podrían ser reformados en la actualidad. Sin embargo, él resalta que para ello se necesita consenso, al igual que sucedió en 1978. Barbón menciona algunas reformas pendientes, como convertir al Senado en una verdadera cámara de representación territorial, modificar el artículo 49 para no faltar al respeto a las personas con discapacidad y proponer políticas públicas para su apoyo, y constitucionalizar los avances sociales, como la revalorización de las pensiones de acuerdo al IPC.

Barbón también propone otra reforma: mantener el sistema parlamentario pero plantear una elección directa de la persona que ocupe la Presidencia del Gobierno. Finalmente, concluye deseando un feliz Día de la Constitución Española.