La caza de ballenas en Europa atlántica ocasionó la desaparición de dos especies en la región.

La caza de ballenas en Europa atlántica ocasionó la desaparición de dos especies en la región.

La Universidad de Oviedo ha llevado a cabo un estudio que revela que las actividades balleneras en la Europa atlántica han contribuido a la extinción de dos especies de ballenas en las costas europeas, la ballena franca atlántica y la ballena gris.

Según este estudio, publicado en la revista 'Royal Society Open Science', las actividades balleneras ya estaban muy extendidas en la Europa atlántica desde la Edad de Piedra tardía, entre los años 3.500 y 2.500 AC.

Se trata de la investigación arqueozoológica más completa realizada hasta la fecha en Europa, en la cual se analizaron 719 huesos de ballenas de yacimientos arqueológicos, algunos de ellos procedentes de Asturias, Cantabria y Galicia.

Hasta ahora, se sabía que la caza de ballenas en Europa se llevó a cabo durante muchos años, pero se tenía poca información sobre la caza preindustrial de ballenas en Europa. En este estudio, un grupo de arqueólogos analizó los huesos de ballenas de yacimientos arqueológicos en el norte y oeste de Europa para identificar las especies mediante su colágeno preservado.

El investigador Carlos Nores explica que descubrieron que muchos huesos pertenecían a dos especies de ballenas que ya no están presentes en aguas europeas. Se estima que más de 300 huesos pertenecen a la ballena franca del Atlántico Norte, una especie en peligro crítico que actualmente solo se encuentra en la costa norteamericana del Atlántico Norte.

Por otro lado, también encontraron huesos de la ballena gris en grandes cantidades. Esta especie está actualmente extinta en el Atlántico Norte y solo se encuentra en el Pacífico Norte.

Según los investigadores, ambas especies de ballenas eran muy costeras, lo que las convertía en presas fáciles para los balleneros medievales de diferentes regiones europeas.

El estudio sugiere que la caza de ballenas pudo tener un papel importante en la desaparición de estas especies de las aguas europeas, incluyendo la caza de ballenas grises que se llevó a cabo desde hace mucho tiempo.

Además, se ha observado que la ballena gris ha vuelto a entrar en el Atlántico desde el Pacífico Norte en las últimas décadas. Mirar hacia el pasado permite comprender mejor dónde vivían estas especies de ballenas y cuáles eran sus patrones de migración.

Este estudio, liderado por el investigador neerlandés Youri van den Hurk, es el estudio arqueozoológico más completo realizado hasta la fecha en Europa sobre las ballenas.

Los investigadores han estudiado restos óseos de cetáceos procedentes de varias ubicaciones en España, así como de otras provincias europeas. También han proporcionado información sobre la captura de ballenas en época romana y altomedieval, periodos en los que apenas hay documentación escrita sobre la caza de ballenas en Europa.

El estudio apunta que la presencia temprana de ballenas en Europa podría explicar por qué la ballena gris desapareció rápidamente en el océano Atlántico y pasó desapercibida durante la época medieval y moderna de la caza de ballenas.

Aunque la mayor parte de los restos encontrados pertenecen a Flandes y Países Bajos, también se han identificado restos de ballena gris en otras ubicaciones en España, como San Cibrao (Lugo), Cudillero y Guéthary (Francia).

Este estudio ha sido financiado por las Acciones Marie Sklodowska-Curie de la Unión Europea y el Proyecto Synergy 4-OCEANS del Consejo Europeo de Investigación (ERC).

Tags

Categoría

Asturias