24h Asturias.

24h Asturias.

La red sanitaria del Principado demuestra eficacia ante ola de calor.

La red sanitaria del Principado demuestra eficacia ante ola de calor.

El Principado de Asturias ha demostrado la capacidad de su sistema sanitario para hacer frente a un posible aumento de la demanda asistencial debido a una ola de calor.

La Consejería de Salud ha participado en un examen organizado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) para la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y el Observatorio de Sistemas y Políticas de Salud, con respaldo de la Unión Europea, con el objetivo de evaluar la resistencia del sistema sanitario ante los efectos del cambio climático en el bienestar de la población.

El informe revela que Asturias cuenta con la capacidad de adaptar rápidamente protocolos existentes para otras situaciones y de movilizar recursos humanos y materiales para mitigar los efectos de un aumento en la demanda de servicios sanitarios.

Además, se destaca la efectiva coordinación entre los servicios de salud y sociales, que proporcionan apoyo a grupos vulnerables como residencias de mayores y centros sociales ante una alerta por ola de calor.

En cuanto a las debilidades identificadas, se señala la falta de un plan específico para olas de calor en la región, aunque se cuenta con herramientas como el Plan Nacional de Actuaciones Preventivas por Altas Temperaturas y un plan de emergencia en caso de situaciones críticas.

Otro aspecto vulnerable es la percepción baja de riesgo por parte de la población, lo que puede llevar a activar la alerta con poca anticipación y a falta de seriedad por parte de la ciudadanía.

La activación de la alerta por ola de calor se realiza en Asturias cuando se esperan temperaturas superiores a los 26 grados, aunque los servicios de emergencia actúan cuando se superan los 35 grados, lo que puede generar una discrepancia en la respuesta ante una situación de emergencia.

El viceconsejero de Política Sanitaria, Pablo García, ha destacado la importancia de tener en cuenta el impacto del cambio climático en la planificación sanitaria, adaptando equipamientos y obras existentes para enfrentar tanto el calor como el frío extremo.

La Unión Europea, la OCDE y el Observatorio de Sistemas y Políticas de Salud presentaron en Bruselas un manual basado en la experiencia de Asturias, Finlandia y Grecia, con el objetivo de fortalecer los sistemas de salud frente a situaciones de emergencia.

En un taller en la capital belga, la Consejería de Salud expuso sus acciones y planes ante los resultados del examen de resiliencia.

Según el jefe de Servicio de Vigilancia Epidemiológica, Mario Margolles, el análisis de fortalezas y debilidades de Asturias permitirá una mejor planificación y una respuesta adecuada ante futuros episodios de calor extremo.