24h Asturias.

24h Asturias.

Universidad promueve nuevas formas de "masculinidad" y fomenta la igualdad en los jóvenes

Universidad promueve nuevas formas de

El Área de Igualdad de la Universidad de Oviedo ha informado sobre la detección de cinco casos de acoso sexual entre el alumnado de manera anual.

En el marco de la celebración del Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, Soraya Calvo, profesora del Departamento de Ciencias de la Educación, ha destacado la importancia de promover nuevas formas de "masculinidad" y concienciar a los hombres jóvenes sobre la igualdad como clave para combatir la violencia de género.

Calvo ha expresado la necesidad de educar a los jóvenes para que puedan identificar situaciones de maltrato y actuar en consecuencia. Aunque se han logrado avances en igualdad entre las nuevas generaciones, aún persiste una brecha entre chicas y chicos en la comprensión de la violencia de género.

La directora del Área de Igualdad, Paz Menéndez Sebastián, ha mencionado algunas medidas implementadas para promover la igualdad en la comunidad universitaria, como el Plan de Igualdad y políticas de conciliación, así como un protocolo de prevención del acoso que proporciona apoyo a las víctimas desde una perspectiva legal y psicológica.

En concreto, el Área de Igualdad ha detectado una media de cinco casos de acoso sexual entre el alumnado cada año, los cuales se han resuelto a través de mediación, evitando así que la situación empeore y cause daños más graves. Además, este servicio también atiende casos de violencia de género entre el personal de la universidad.

Según Menéndez Sebastián, existe la posibilidad de que haya casos de acoso que no se denuncian y quedan en la sombra debido a la falta de conciencia o conocimiento sobre su existencia. Por ello, el Área de Igualdad está trabajando para promocionar este servicio de ayuda dentro de la comunidad universitaria.

Durante la sesión, se abordó la especial vulnerabilidad de las mujeres con discapacidad, un colectivo que sufre violencia de género de manera invisibilizada a lo largo de sus vidas. Se reivindicó un mayor compromiso social e institucional para atender sus necesidades, mejorando la educación y los protocolos en su favor. Además, se señaló que las mujeres con discapacidad son víctimas de violencia de género en un porcentaje casi 10 puntos mayor que las mujeres sin discapacidad, y se mencionó la baja tasa de denuncias, así como la revictimización que experimentan cuando acuden a las instituciones debido a la falta de credibilidad.

La sesión contó con la participación de diversos profesionales de diferentes áreas académicas, como Ciencias de la Salud, Derecho Penal, Psicología, Filología, Historia Antigua y Derecho Penal.