24h Asturias.

24h Asturias.

Asaja y COAG solicitan cambios en criterios para ayudas a jóvenes agricultores.

Asaja y COAG solicitan cambios en criterios para ayudas a jóvenes agricultores.

En un acto de compromiso con el desarrollo rural, Asaja Asturias y COAG Asturias han llevado a cabo la presentación de alegaciones a la Propuesta de Resolución de la Consejería de Medio Rural y Política Agraria en Asturias. Este documento regula las bases para otorgar ayudas a jóvenes agricultores y nuevos agricultores en la región.

Las organizaciones han expresado su satisfacción al ver reflejada en la propuesta la posibilidad de que personas mayores de 41 años puedan acceder a estas ayudas. Consideran esta medida como crucial para incentivar la permanencia de la población en el ámbito rural, una sugerencia que han planteado en repetidas ocasiones.

Asaja y COAG Asturias proponen a la Consejería la inclusión de un aumento adicional de 15.000 euros en casos donde la incorporación de un joven o nuevo agricultor se dé a través de la adquisición o arrendamiento de una explotación en activo que vaya a cerrar por jubilación o incapacidad de su titular, y que no tenga relevo generacional.

Otra propuesta presentada es la de otorgar un incremento de 15.000 euros en aquellos casos en los que el ganado de la explotación del joven o nuevo agricultor esté inscrito en un libro genealógico.

En sus alegaciones conjuntas, Asaja Asturias y COAG Asturias expresan su desacuerdo con la posibilidad de que un joven o nuevo agricultor se instale en una explotación que genere media Unidad de Trabajo Agrario (UTA). Consideran que las ayudas en este sector deben estar destinadas a agricultores que desarrollen la actividad de forma principal, y que las subvenciones de gran cuantía deben beneficiar a aquellos cuya actividad principal sea la agrícola o ganadera.

Las organizaciones agrarias también solicitan a la Consejería que proporcione información sobre el abandono de la actividad tras el período de compromiso necesario para recibir las ayudas de incorporación. Señalan que existe un alto porcentaje de jóvenes que cesan su actividad después de cinco años de incorporación, lo cual plantea la cuestión de la efectividad de las ayudas.

En ese sentido, sugieren que al menos el 50% de la ayuda se destine a inversiones en la explotación, una medida que consideran clave para mantener la actividad en las zonas rurales. Recuerdan que en Asturias, hasta el año 2016, se requería justificar el 100% de la ayuda, y que actualmente otras comunidades optan por este enfoque.

Por último, resaltan que desde la convocatoria de 2019, las personas que realizan formación reglada, es decir, estudios oficiales, no pueden acceder a estas ayudas. Aclaran que esta no es una novedad de las bases actuales, a pesar de cómo se ha intentado presentar esta decisión.