24h Asturias.

24h Asturias.

Hallazgo de símbolo visigodo en Casarrubios del Monte (C-LM) vinculado a la cruz de Oviedo, símbolo asturiano.

Hallazgo de símbolo visigodo en Casarrubios del Monte (C-LM) vinculado a la cruz de Oviedo, símbolo asturiano.

TOLEDO, 29 Feb.

El proyecto de investigación llevado a cabo por los arqueólogos y académicos de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo Jesús Carrobles, Jorge Morín y Rubén Pérez ha descubierto un relieve de época visigoda en la localidad de Casarrubios del Monte, el cual se cree que data del siglo VII o principios del VIII. Este relieve, que es un precedente directo de la cruz de Oviedo, emblemática de la monarquía astur, presenta una cruz griega anicónica, con brazos trapezoidales y ensanchados hacia afuera, rematados en forma de 'media luna'. En los brazos horizontales cuelgan las letras griegas alfa (?) y omega (?), mientras que el brazo inferior se extiende en un astil o empuñadura, representando así una cruz litúrgica portátil.

Las características iconográficas de este relieve ya muestran similitudes con la cruz de Oviedo, con empuñadura y letras griegas, siendo representada en bajorrelieve como decoración en edificaciones de prestigio en el reino astur, aunque aún se desconoce si se trata de una crux gemmata -cruz decorada con piedras preciosas- dato que deberá ser confirmado en análisis posteriores.

Esta tipología de cruces continuó desarrollándose entre los siglos X y XII en la miniatura de los códices producidos en los monasterios de los reinos medievales cristianos hispanos.

El rey Recaredo, quien impulsó la conversión de los visigodos arrianos al catolicismo, recibió en el año 599 una cruz con un fragmento del lignum crucis del papa Gregorio Magno, convirtiéndose en un símbolo de poder y victoria divina, así como de protección y gloria en la batalla para el Regnum Gothorum. A partir de entonces, se desarrolló un importante culto a la cruz en el reino visigodo de Toledo, manifestado en ceremonias de veneración y la decoración de iglesias con cruces en bajorrelieve.

Después de la conquista islámica de la península ibérica, los monarcas astures adoptaron los atributos iconográficos visigodos para legitimar su nuevo reino, convirtiendo la cruz en su emblema y mostrándola en edificios de prestigio tanto civiles como religiosos en el prerrománico asturiano, como una forma de conexión con el desaparecido reino visigodo.

El relieve de la cruz de Casarrubios del Monte encuentra paralelos en un relieve del Museo Lapidario de Narbona del siglo VII o VIII en la provincia visigoda de la Septimania, y su influencia en la iconografía de la cruz de Oviedo se puede observar en ejemplos destacados del arte astur del siglo IX, como los relieves de Santa María del Naranco en Oviedo o la placa del Monasterio de San Pelayo en la misma ciudad.