24h Asturias.

24h Asturias.

El TS respalda despido colectivo de 180 trabajadores de Duro Felguera al no encontrar evidencias de mala intención o intimidación

El TS respalda despido colectivo de 180 trabajadores de Duro Felguera al no encontrar evidencias de mala intención o intimidación

El Tribunal Supremo ha emitido una sentencia en la que descarta que el despido colectivo de 180 trabajadores de la empresa Duro Felguera en 2022 se haya realizado con dolo e intimidación. Según el tribunal, el grupo empresarial proporcionó criterios iniciales, los aclaró y finalmente los concretó, siguiendo criterios objetivos. El sindicato Corriente Sindical de Izquierdas (CSI), que había presentado un recurso de casación, argumentaba que el acuerdo había sido alcanzado de manera fraudulenta y en contra de los derechos laborales.

El sindicato sostenía además que el despido debía ser declarado nulo debido a la falta de voluntad negociadora por parte de la empresa durante el periodo de consultas. También alegaba que el grupo no había entregado la documentación requerida a los trabajadores. Sin embargo, el Tribunal Supremo concluyó que no se ha demostrado la existencia de dolo, intimidación o abuso de derecho en el acuerdo. También señaló que no hay pruebas de que los representantes de los trabajadores hayan sido ascendidos o hayan recibido trato favorable como resultado del acuerdo.

El periodo de consultas entre Duro Felguera y los representantes de los trabajadores comenzó en octubre de 2022, luego de la propuesta de la empresa de implementar un despido colectivo que afectaría a 208 empleados en Asturias y 40 fuera de España. El despido afectaba a cuatro empresas del grupo: DSFA, DFOM, Mompresa y DF IHI. Sin embargo, la empresa luego redujo el número de despidos a 180 y se llegó a un acuerdo durante el periodo de consultas.

El Tribunal Supremo subrayó que Duro Felguera cumplió con el requisito de establecer criterios para la selección de los trabajadores afectados por los despidos. Estos criterios tenían en cuenta aspectos financieros de la empresa, capacitación, polivalencia, desarrollo profesional y formativo, absentismo, valoración del desempeño y necesidades de reconversión industrial. El fallo destaca que la empresa proporcionó estos criterios de manera clara y alcanzó un acuerdo con los representantes de los trabajadores basado en ellos.