24h Asturias.

24h Asturias.

IU propone suspender licencias hasta regularización de alquileres turísticos.

IU propone suspender licencias hasta regularización de alquileres turísticos.

"Es una tendencia al alza", advierte Suárez Llana sobre su impacto en el alquiler residencial

GIJÓN, 12 Ene.

El portavoz de IU - Más País - IAS en el Ayuntamiento de Gijón, Javier Suárez Llana, llevará al próximo Pleno Ordinario una proposición para establecer una moratoria en el otorgamiento de licencias de comunicación ambiental hasta que no haya una regulación vía modificación del Plan General de Ordenación (PGO).

"No se puede seguir esperando", ha indicado, en rueda de prensa en el Consistorio gijonés, en la que ha recordado que en septiembre ya pidieron en el Pleno una actitud proactiva del Ayuntamiento frente a la proliferación de este tipo de viviendas. Una propuesta que el Gobierno rechazó al alegar dudas de inseguridad jurídica.

Frente a ello, ha apuntado que dos sentencias del Tribunal Supremo avalan que se trata de una actividad económica, con lo que IU ve legítimo que se pueda fijar en el PGO un porcentaje de máximos a partir de los cuales no se den más licencias, ya sea con referencia al total de plazas turísticas frente al total de habitantes o cualquier otra fórmula.

Suárez Llana ha justificado que vuelvan a traer al Pleno una iniciativa sobre viviendas de uso turístico y vacacionales porque su número sigue creciendo. Ha puesto de ejemplo que cuando registraron la propuesta había 1.473 y este pasado jueves ya 1.500.

"Es una tendencia al alza", ha alertado, a lo que ha recalcado que entre 2022 y 2023 ha crecido un 20 por ciento la registrada oficialmente y un seis por ciento la no registrada, de la que se estima que haya unas 600 viviendas de uso turístico ilegales. Ha aprovechado, además, para reclamar al Gobierno local que haga públicos los informes sobre el censo de estas viviendas en la ciudad.

Suárez Llana ha precisado que no es un problema de zonas de la ciudad, aunque las hay más tensionadas, sino que es generalizado. Asimismo, ha explicado que la modificación del PGO podría tardar en tramitarse año o año y medio, por eso consideran la moratoria fundamental.

A mayores, ha considerado que a los propietarios que ya tienen viviendas de uso turístico registradas, también les va a interesar porque van a tener menos competencia. "Queremos ganar tiempo", ha remarcado respecto a la moratoria en tanto no haya una regulación.

El portavoz de IU - MP - IAS ha indicado que Cimavilla, el barrio del Carmen y en el barrio de la Arena la zona desde la calle Ramón y Cajal hacia el Piles y la Fábrica del gas son las zonas más saturadas, llegando incluso a 50 plazas turísticas por cada 100 habitantes en algunos ámbitos.

Relacionado con ello, ha señalado que hay tres frentes que preocupan a IU. En primer lugar, que en Gijón ya no hay un alquiler por debajo de los 550 euros al mes, si bien la mayoría está muy por encima de ese precio, según el edil, que considera que se hace un uso especulativo de la vivienda con el alquiler turístico.

A esto ha sumado que sustituye el comercio local de proximidad por otro efímero y destinado a satisfacer las demandas de turistas. Además, supone una "competencia desleal" con la actividad hotelera, que paga impuestos, está sujeta a normativa legal y fiscal y que crea empleo. Por todo ello, ha lamentado "la falta de celeridad" a la hora de tomar medidas.

En la iniciativa plenaria, al margen de la moratoria, plantean crear una mesa de trabajo con sectores implicados, desde grupos políticos a asociaciones vecinales y diversas representaciones económicas; Otea y diferentes asociaciones de viviendas de uso turístico u otros operadores que pueden aportar a la regulación de esta actividad, como administradores de fincas.

En materia turística, se pide limitar la proliferación en zonas ya tensionadas a través del PGO. También piden ahondar en la inspección, a lo que ha visto importante que haya un censo público de viviendas de uso turístico, de forma que se pueda detectar si está operando legalmente.

Además, han solicitado instar al Principado "a ponerse las pilas", primero con la Ley de Turismo y, en segundo, con la Ley de Vivienda. A su juicio, hay que atacar a la vez la regulación de estos pisos con la declaración de zonas tensionadas.

Sobre ello, ha advertido de que si topas precios pero no regulas en pisos turísticos, se producirá un trasvase de un uso de la vivienda en alquiler a otro turístico. Ha visto preciso, asimismo, dotar con más herramientas a los ayuntamientos frente a la proliferación de estas viviendas.

Además, en cuanto a las medidas fiscales propuestas, ha señalado que ahora hay una única tasa de 250 euros por la licencia de comunicación ambiental, a lo que ha opinado que creen que es "muy poca cantidad". En este caso, quieren reforzar esta tasa pero que haya una tasa recurrente, es decir, que haya una anual que grave el uso turístico de la vivienda, al igual que los hoteles tienen que pagar impuesto de actividad económica y otros.